1. Historia del fonendoscopio

Historia del fonendoscopio


  • Todo empezó con un tubo de papel.

    Fonendoscopios modernos: 200 años de evolución.

    En 1816, el médico francés René Laënnec inventó el primer fonendoscopio usando un tubo de papel largo y enrollado para formar un embudo entre su oído y el pecho del paciente. Hay distintas versiones sobre cómo inventó exactamente Laënnec este artilugio, pero desde el principio estaba claro que las propiedades acústicas del tubo mejoraban considerablemente su capacidad para oír ruidos cardíacos y pulmonares fundamentales. Laënnec lo llamó “estetoscopio” a partir de dos palabras griegas: stethos (pecho) y skopein (ver). También bautizó el método de usar el estetoscopio como “auscultación”, de “auscultare” (escuchar).

    25 años después, George P. Camman, de Nueva York, desarrolló el primer estetoscopio con un auricular para cada oído. Este diseño se usó durante más de 100 años sin sufrir apenas modificaciones.

    Avances acústicos.

    Hubo que esperar hasta la década de 1960 para que el Dr. David Littmann, profesor de la Facultad de Medicina de Harvard (HMS) y prestigioso cardiólogo cuya autoridad en electrocardiografía era reconocida a nivel mundial, patentara un nuevo estetoscopio revolucionario con un rendimiento acústico enormemente mejorado. Ayudó a transformar un simple dispositivo de escucha en una potente herramienta de diagnóstico. 3M adquirió la empresa de estetoscopios del Dr. Littmann unos años después y continuó refinando y mejorando sus diseños.

    Una relevancia que se mantiene en la medicina del siglo XXI.

    A día de hoy, los fonendoscopios 3M™ Littmann® son instrumentos diagnósticos en los que confían millones de profesionales sanitarios de todo el mundo. Los profesionales que dedican tiempo a aprender y practicar la auscultación obtienen una habilidad valiosa que los ayuda a evaluar, diagnosticar y supervisar rápidamente a sus pacientes.

    Los fonendoscopios también son un medio importante para que los profesionales sanitarios establezcan un primer contacto con sus pacientes. El uso del fonendoscopio da permiso al doctor o enfermero para “tocar” a un paciente sin tocarlo realmente. Ayudan a romper el hielo, reducir la aprensión, establecer contacto y relacionarse. El primer uso de un fonendoscopio logra que los pacientes sientan que los están tratando correctamente.

    Muchas innovaciones de 3M, como las membranas de doble frecuencia, la tecnología de reducción de ruido ambiental y la conectividad Bluetooth® de los fonendoscopios han llevado las capacidades de los fonendoscopios Littmann a unos niveles inimaginables para el Dr. Laënnec, e incluso para el Dr. Littmann. Los fonendoscopios Littmann se han convertido en el referente universal con el que se compara al resto de fonendoscopios: es la marca que ofrece una acústica excelente, un diseño innovador y un rendimiento excepcional.

    Bluetooth es una marca registrada de Bluetooth SIG.

SIGA A LA MARCA 3M™ LITTMANN®
3M, Littmann, la L, el logotipo de Littmann, Master Cardiology, Cardiology IV, Master Classic II, Classic III y el diseño de la pieza torácica del fonendoscopio son marcas registradas de 3M.
Bluetooth es una marca registrada de Bluetooth SIG. Java es una marca registrada de Oracle.