Opticlude

Parches oculares ortopédicos

Oftalmólogos de toda Europa han probado y confían en los parches oculares ortopédicos 3M™ Opticlude™, una solución cómoda y colorida que ayuda a corregir la ambliopía, un padecimiento que afecta a los niños, con frecuencia delicado y bochornoso para ellos. La línea Opticlude incluye parches oculares para niños con diseños divertidos y adhesión delicada, para ayudar a los niños que padecen de ambliopía a sentirse relajados y felices durante el tratamiento de oclusión. 3M también ofrece a oftalmólogos, ortoptistas, padres e hijos apoyo para el tratamiento de oclusión.


  • Opticlude

    Los parches oculares ortopédicos 3M Opticlude se emplean para tratar el estrabismo y la ambliopía infantil, coloquialmente conocida como "ojo vago". El parche ocular, que se usa sobre el ojo más fuerte, estimula el ojo más débil para que empiece a esforzarse más y estimula la visión, lo que contribuye al desarrollo integral de la parte del cerebro que controla la visión.


Tratamiento de oclusión

  • En el Reino Unido, aproximadamente entre un 1 y un 5% de los niños tienen ambliopía, conocida habitualmente como "ojo vago". El ojo vago se debe a una interrupción del desarrollo normal de la visión durante un periodo crucial en la infancia, lo que da lugar a una visión deficiente en uno de los ojos del paciente.

    Dado que por lo general no es notable cuándo un niño comienza a presentar ambliopía, es sumamente importante que el oftalmólogo o un optometrista profesional revisen los ojos del niño en controles rutinarios. Los programas nacionales de los controles de la vista varían de una región a otra y suelen realizarse cuando el niño entra a la escuela, entre los 4 y 5 años. También hay exámenes oculares disponibles para niños, sin coste alguno, a través de los servicios nacionales de salud.

    El tratamiento de la ambliopía, generalmente conocido como tratamiento de oclusión, consiste en aplicar un parche (cubierta) sobre el ojo sano para estimular el ojo débil, u "ojo vago", para que comience a trabajar y estimular la visión. El tratamiento de oclusión ayuda a que se desarrolle por completo la parte del cerebro que controla la vista. El uso del parche puede extenderse durante varias horas al día, y el tratamiento completo puede durar algunos meses o varios años, dependiendo de la gravedad de la afección y la aceptación del niño. Por eso, es sumamente importante que se siga el tratamiento indicado y que se haga todo lo posible para motivar al niño para que use el parche y para que se sienta cómodo y feliz mientras lo lleve puesto.


Síguenos
Cambiar Localizacion
España - Español