webLoaded = "false" Loadclientside=No
tres generaciones sentadas en la mesa de la cocina

Cómo prepararse para la cirugía

webLoaded = "false" Loadclientside=No

Comprendemos que someterse a una intervención quirúrgica puede ser abrumador, dejarle en cierto modo sin control. Tómese diez minutos para leer estos sencillos pasos. Puede hacerlo por su cuenta y le ayudará a mejorar su recuperación tras la cirugía y a reducir el riesgo de infección del sitio quirúrgico.

webLoaded = "false"

Esta útil guía le da la información que necesita para prepararse para la cirugía y reducir el riesgo de infección del sitio quirúrgico.

  • Enfermera atendiendo a un paciente en una cama de hospital

    ¿A qué llamamos infección del sitio quirúrgico?
    Estamos rodeados de gérmenes. De hecho, en nuestros cuerpos se alojan alrededor de 100 billones de gérmenes ‘buenos’, que resultan esenciales para nuestra supervivencia. Lamentablemente, algunos gérmenes pueden resultar perjudiciales y provocar una infección. Se produce una infección de la herida quirúrgica cuando estos gérmenes dañinos entran en la incisión (el corte) que se practica en la piel en el momento de la cirugía.

    ¿Cuáles son los síntomas de una infección del sitio quirúrgico?
    Entre los síntomas de una infección se pueden incluir enrojecimiento, hinchazón y dolor alrededor de la zona operada, fiebre o salida de exudado purulento de la herida quirúrgica. Puede producirse en cualquier momento a partir de 1 a 3 días después de la operación y hasta que la herida haya cicatrizado (por lo general, entre 2 y 3 semanas después de la operación).

    ¿Cómo puedo evitar contraer una infección del sitio quirúrgico?
    Por suerte, las infecciones del sitio quirúrgico no son habituales y en su mayoría afectan únicamente a la piel, pero algunas de ellas pueden extenderse a tejidos más profundos si no se tratan. El personal médico y de enfermería recibe formación para garantizar que el riesgo de contraer una infección sea bajo; aun así, hay cosas que usted como paciente puede hacer para ayudar.


webLoaded = "false" Loadclientside=No

Lo que necesita saber antes de su cirugía


webLoaded = "false"
  • Enfermera y paciente mirando la pantalla de una tableta

    1. Comparta su historial médico.

    Antes de la cirugía, su médico o enfermera hablarán con usted para comprobar su historial médico. Esta información ayudará a su equipo quirúrgico a adaptar la atención para asegurarse de que la operación se realice de forma segura y la recuperación siga un buen curso. Conviene comentar, por ejemplo, circunstancias como estas:


    • Si padece diabetes
    • Si fuma
    • Si está tomando esteroides
    • Si ha pasado una larga temporada en un hospital antes de la operación
    • Si le han sometido a una transfusión sanguínea antes de la operación
    • Si tiene un historial conocido de portador de bacterias resistentes
    • Si ha estado hospitalizado en el extranjero
    • Si ha sufrido una infección quirúrgica en el pasado
    • Si tiene alergias medicamentosas conocidas
webLoaded = "false"
  • Foto de una mano apagando un cigarrillo

    2. Deje de fumar cuanto antes.

    • Las personas fumadoras son más propensas a desarrollar infecciones y otras complicaciones relacionadas con la cirugía. Cuanto antes deje de fumar, mejores serán sus probabilidades de recuperarse satisfactoriamente. Lo ideal sería dejar de fumar al menos cuatro semanas antes de la operación.

    • Si no puede dejar de fumar de inmediato, se recomienda tratar de dejar de fumar al menos 48 horas antes de la operación. Conviene también abstenerse de fumar durante el mayor tiempo posible tras la cirugía, para ayudar a la recuperación global. Pregunte a su equipo médico si necesita ayuda para dejar de fumar, aunque sea solo temporalmente.

webLoaded = "false"
  • Foto de dos manos mezclando una fuente de ensalada

    3. Adopte hábitos saludables.

    La cirugía somete al cuerpo a mucho estrés. Tras la cirugía, su sistema inmunitario trabajará horas extra para promover la cicatrización de la herida quirúrgica y luchar contra infecciones. Para aumentar la eficacia de su sistema inmunitario, conviene considerar la preparación física del cuerpo. Para ello:


    • Siga una dieta equilibrada en la que abunden alimentos ricos en vitaminas, minerales y proteínas.
    • Practique ejercicio regularmente para generar energía y mantener la fuerza.
    • Evite el exceso de alcohol. Incluso cantidades moderadas de alcohol pueden debilitar el sistema inmunitario y ralentizar la recuperación.
webLoaded = "false"
  • Primer plano de la barbilla de un hombre ' con barba

    4. No se depile

    • Puede resultar tentador rasurarse, hacerse la cera, utilizar dispositivos depilatorios o cremas depilatorias alrededor de la zona quirúrgica antes de la cirugía pero ¡no lo haga! Depilarse puede dañar la piel antes de la cirugía, lo que puede debilitar la defensa del organismo frente a los gérmenes. Si la herida quirúrgica está en una zona donde normalmente se depila, deje de depilarse al menos cinco días antes de la cirugía. Esto dará suficiente tiempo para que los diminutos cortes o heridas en la piel cicatricen.

    • Es posible que sea necesario eliminar vello antes de la cirugía para que el cirujano visualice la zona quirúrgica. En caso necesario, los enfermeros eliminarán el pelo mediante rasuradoras quirúrgicas especiales diseñadas para uso médico.


webLoaded = "false" Loadclientside=No

Lo que necesita saber en el momento de su cirugía


webLoaded = "false"
  • Mujer dándose una ducha

    5. Dúchese o báñese el día de la operación.

    Dese una ducha o baño caliente con jabón neutro la noche antes de la cirugía y/o la mañana del día de la cirugía. Su médico le dará instrucciones especiales para usar un jabón antiséptico en lugar de uno neutro.

webLoaded = "false"
  • Imagen de dos pies en unas cómodas zapatillas

    6. Mantenga el calor corporal.

    • Los pacientes que mantienen el calor corporal antes, durante y después de la cirugía tendrán una mejor resistencia frente a las infecciones que los pacientes que se enfríen. Puede ayudar a mantener el calor corporal:
      • Llevando prendas adicionales como zapatillas, bata, chalecos y otra ropa cálida
      • Pidiendo más mantas para mantener el calor corporal durante el traslado desde la habitación al quirófano
      • Llevando la bata que le hayan proporcionado todo el tiempo posible antes del momento de la cirugía, para evitar enfriarse
      • Informando al personal médico si siente frío en cualquier momento
    • El equipo médico puede proporcionarle también una bata de calentamiento, que insufla suavemente aire caliente sobre la piel, para aumentar la temperatura.
webLoaded = "false"
  • Foto de dos manos usando un desinfectante para manos

    7. Asegúrese de tener las manos limpias.

    Mantener las manos limpias puede ayudar a detener la propagación de gérmenes dañinos capaces de provocar infección. Anime a las personas que le rodeen a mantener las manos limpias.


    • Conviene que familiares y amigos se limpien las manos con agua y jabón o una solución basada en alcohol antes y después de visitarle. Si no les ve limpiarse las manos, pídales que lo hagan.
    • Asegúrese de que el equipo médico se limpie las manos antes de examinarle, con agua y jabón o con una solución basada en alcohol.

webLoaded = "false" Loadclientside=No

¿Qué ocurre después de la cirugía?


webLoaded = "false"
  • Foto de un pie lesionado con un vendaje

    8. Cuide la herida.

    Conviene mantener en su lugar el apósito para heridas durante 48 horas tras la cirugía, a menos que supure o sangre. Si esto ocurre, conviene pedir ayuda para cambiar el apósito. Asegúrese de que todos (incluido usted) se limpien las manos antes de tocar la herida.

    No suelen ser recomendables baños, saunas ni natación durante las primeras dos semanas tras la cirugía; pregunte a su médico cuándo es seguro que la herida entre en contacto con agua.

webLoaded = "false"
  • Una anciana comprobando su temperatura corporal

    9. Esté al tanto de los signos indicadores de una infección del sitio quirúrgico y hágase oír.

    • Antes de que le den el alta, asegúrese de saber con quién contactar en caso de dudas o problemas una vez que llegue a casa. Conviene observar si se producen alguno de los siguientes síntomas:
      • La piel alrededor de la herida se enrojece, se hincha o duele
      • La herida supura un fluido purulento
      • Siente malestar general o fiebre o tiene una temperatura superior a los 38 °C (100,4 °F)
    • Ante cualquier síntoma de infección, llame a su médico de inmediato.

Prepárese para la cirugía con nuestra guía para prevenir infecciones del sitio quirúrgico

Cuando usted, o alguien de su familia, se van a someter a una intervención quirúrgica, la situación puede ser abrumadora. Infórmese sobre cómo puede mejorar los resultados de la cirugía, con medidas que puede tomar hoy mismo, antes del proceso quirúrgico, así como de qué aspectos debe estar pendiente después de la cirugía Esta útil guía se puede descargar y compartir para facilitar las cosas a los pacientes en todas partes. El paciente es el miembro más importante del equipo quirúrgico.

Síguenos
Cambiar Localizacion
España - Español