• Equilíbrate

    Un entrenamiento equilibrado

    Incorpora el yoga o el pilates a tu rutina para equilibrar cuerpo y mente y aumentar tu bienestar general.

    Aunque actividades normales como correr o nadar mantienen el cuerpo sano y fuerte, también pueden causar un desgaste de los músculos y articulaciones, falta de flexibilidad y malestar. Por este motivo cada vez más deportistas profesionales practican yoga o pilates, para complementar su entrenamiento equilibrando cuerpo y mente. ¡Tú también puedes! Las respiraciones profundas y estiramientos del yoga te aportarán los siguientes beneficios: Preparar el cuerpo para el esfuerzo que supone el ejercicio. Estimular la circulación sanguínea. Aumentar la flexibilidad de los músculos doloridos y agarrotados. Evitar lesiones en la práctica de otras actividades. Contrarrestar el estrés físico y emocional. Equilibrar zonas del cuerpo que estén tensas o desequilibradas. El pilates aporta beneficios parecidos, pero se centra en trabajar el núcleo del cuerpo: la espalda y abdomen.

    Practicar yoga o pilates antes o después de tu rutina de ejercicios habitual no solo mejorará tu forma física, sino que también mejorarás la concentración, el equilibrio y tu bienestar en general.