1. Practica ejercicios de bajo impacto
  • Practica ejercicios de bajo impacto

    Todo sobre los ejercicios de bajo impacto

    Ejercicios que dan energía y son buenos para las articulaciones.

    Cuando se vive con dolor articular, es fundamental estar en forma para mantener los síntomas bajo control. Pero hay ejercicios de alto impacto, como correr y saltar, que pueden resultar más dañinos que beneficiosos. En su lugar, hay que optar por ejercicios de bajo impacto. (Se recomienda consultar al médico antes de comenzar un programa de ejercicios).


    • Yoga

      Hay un motivo por el que esta forma tan relajante de hacer ejercicio se ha practicado durante siglos. El yoga ayuda a ganar fuerza, flexibilidad y equilibrio, y puedes seleccionar entre todas sus variedades, el tipo de yoga más apropiado para tu dolor articular.


    • Aqua jogging

      Fantástico para los runners que no pueden correr por el dolor articular. En el Aqua Jogging se ejercitan muchos de los músculos que también se trabajan cuando se corre de un modo tradicional, pero con la ventaja de que el agua proporciona una resistencia de bajo impacto.


    • Tai chi

      Esta suave combinación de movimiento y meditación puede ayudar a despejar la mente y mejorar la flexibilidad. Practica tai chi al aire libre para tomar aire fresco.


    • Bicicleta estática

      Si se pedalea correctamente, practicar ejercicio con una bicicleta estática es una buena manera de quemar calorías sin ejercer demasiada presión en las articulaciones. Un entrenador te aconsejará para determinar la mejor combinación de resistencia, intensidad e intervalos para cumplir tus objetivos sin dañar tus articulaciones.


    • Caminar

      Puedes practicarlo en cualquier parte. Es totalmente gratuito. Es un ejercicio que puede mejorar tu salud de múltiples maneras, incluso puede bajar la tensión arterial, el colesterol y el estrés. Es una de las maneras más fáciles de practicar ejercicio de bajo impacto. Para quemar más calorías, usa un chaleco con peso, que añade resistencia sin que suponga mayor esfuerzo para tus articulaciones.


    • Natación

      En este deporte ejercitas todo el cuerpo, ayuda a mejorar el sistema respiratorio y fortalece tu musculatura de la cabeza a los pies. No lo dudes, ¡ve a nadar algunos largos!


    • Elíptica

      En la mayoría de los gimnasios y centros deportivos hay bicicletas elípticas. Con estas máquinas fortaleces las piernas y el corazón con bajo impacto al tiempo que ejercitas también los brazos.


    • Esquí de fondo

      Mientras te deslizas sobre la nieve recién caída, ni te darás cuenta de que estás realizando un estupendo ejercicio aeróbico de bajo impacto.


    • Patinaje en línea

      Aunque fue en la década de los 90 el auge del patinaje, este ejercicio es una forma atemporal de ponerse en forma al aire libre.


    • Ejercicio sobre barra de ballet

      Este ejercicio de moda basado en el ballet se inspira en los elegantes movimientos de este arte al que se añaden pequeños pesos y un ritmo rápido para sudar.


    • Remo

      ¿No tienes un bote de remos? No hay problema. Las máquinas de remo permiten trabajar todo el cuerpo y centrarse en el corazón.


    • Danza del vientre

      Sí, has leído bien. Muévete, contonéate y menéate como quieras para mejorar la movilidad de las articulaciones, mejorar el dolor y aumentar la fuerza de los huesos y la flexibilidad de las rodillas y los tobillos.