• ¡Zambúllete!

    ¡Al agua patos!

    Practicar ejercicio suave en el agua es beneficioso para las articulaciones y para el corazón. ¿Y hemos comentado lo divertido que es?

    ¡No hay edad para ponerse en forma! La Natación o el aquaeróbic son maneras de ejercitarte refrescantes y divertidas. Si padeces artritis o alguna otra dolencia crónica, hacer ejercicio en el agua es una solución estupenda para hacer deporte sin lesionarse ni sufrir dolor.


    • ¿Sabías que...?

      En el agua pesamos una décima parte de lo que pesamos en tierra. Por eso, los ejercicios en el agua suponen menos esfuerzo para las articulaciones y permiten incrementar la amplitud de movimiento, ya que el líquido soporta el peso de las extremidades. Al mismo tiempo, el agua ejerce 12 veces más resistencia que el aire. Por tanto, en el agua ejercitas todos los grupos musculares de una sola vez porque trabajan en todas las direcciones.


    • Múltiples beneficios

      Según investigaciones recientes, ejercitarse en el agua podría ser beneficioso para los huesos y para prevenir la osteoporosis. Además, la presión hidrostática del agua beneficia al sistema cardiovascular como lo hace el correr o el pedalear.


    • Cambia las brazadas

      No importa si prefieres nadar a braza, a estilo libre o de espalda siempre y cuando no uses demasiado algunos grupos de músculos. Acuérdate de cambiar de estilo para aumentar el efecto y la diversión.