webLoaded = "false" Loadclientside=No

Efectos de la rugosidad superficial

La abrasión no solo sirve para eliminar la contaminación. Las uniones de superficies rugosas suelen ser más fuertes por diversos motivos:
 

  • La rugosidad crea una mayor superficie con la que el adhesivo puede entrar en contacto y formar la unión
  • Las superficies ásperas crean un encaje mecánico adicional
  • Las irregularidades de la superficie pueden reducir la propagación de grietas, lo que permite uniones fuertes y más resistentes a la fatiga

Sin embargo, la rugosidad, especialmente si es excesiva, no siempre es una ventaja. Para unir superficies rugosas, es necesario que el adhesivo fluya entre las grietas y las hendiduras creadas por la abrasión. Esto es aplicable a cintas y adhesivos líquidos. ¡Las cintas fluyen! Si el adhesivo no puede fluir, hay menos contacto total entre el adhesivo y la superficie, y el aire atrapado puede reducir la resistencia u ocasionar uniones mal protegidas contra la exposición ambiental.

  • Las cintas muy finas pueden requerir superficies muy lisas para crear uniones efectivas.

    Cintas finas

    Las cintas muy finas suelen requerir superficies muy lisas para crear uniones. Imagine cuánta holgura puede abarcar una cinta gruesa de 50,8 micras sin rellenar del todo y, por lo tanto, dejando aire atrapado.

  • Las cintas gruesas permiten unir de forma efectiva las superficies relativamente ásperas.

    Cintas gruesas

    Las cintas gruesas son adecuadas para unir superficies relativamente rugosas, especialmente aquellas que han sido tratadas con pliegos abrasivos no tejidos, como los Scotch-Brite™ 7447.

  • Los líquidos de alta viscosidad pueden rellenar holguras de más de 6,35 mm.

    Líquidos de alta viscosidad

    Los líquidos de alta viscosidad no fluyen entre las rendijas y las grietas muy pequeñas, pero son los que mejor rellenan holguras de más de 6,35 mm. Este es un aspecto importante a la hora de unir materiales de superficies muy rugosos, como composites de fibra de vidrio sin acabar.

  • Los líquidos de baja viscosidad pueden impregnar las superficies por completo, lo que permite unir una gran variedad de materiales difíciles de adherir.

    Líquidos de baja viscosidad

    Los líquidos de baja viscosidad son los que mejor fluyen hacia todas las grietas y hendiduras de las superficies. Si bien no son tan adecuados para rellenar holguras como los fluidos de alta viscosidad, unen algunos materiales difíciles de adherir (como es el caso de los cianoacrilatos a la hora de unir cauchos) gracias a su capacidad de impregnar superficies por completo.

webLoaded = "false" Loadclientside=No
Si bien es importante tener en cuenta la rugosidad de la superficie o la holgura entre los sustratos, estos no son los únicos aspectos que se deben considerar a la hora de elegir una cinta o adhesivo líquido. Los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir el adhesivo más adecuado son todos aquellos que forman parte de la ciencia de la adhesión: la ciencia de la superficie, la química del adhesivo y la geometría de las piezas que se van a unir.

webLoaded = "false"

Artículos informativos sobre las cintas, los líquidos adhesivos y la rugosidad de las superficies


Contacte con nosotros
Estamos aquí para ayudar.

¿Necesita ayuda para encontrar el producto adecuado para su proyecto? Póngase en contacto con nosotros si necesita asesoramiento técnico sobre un producto o una aplicación, o si desea contactar con un especialista técnico de 3M. También puede llamarnos al 917 224 059.

¿Necesita ayuda para encontrar el producto adecuado para su proyecto? Póngase en contacto con nosotros si necesita asesoramiento técnico sobre un producto o una aplicación, o si desea contactar con un especialista técnico de 3M. También puede llamarnos al 917 224 059.

Síguenos
Cambiar Localizacion
España - Español