Medición del ruido por 3M

Mida el ruido con un Programa de Conservación Auditiva

La medición del ruido es parte fundamental de los programas de conservación auditiva (PCA). Los resultados de la evaluación son la base para tomar decisiones sobre la reducción del ruido y la aplicación de medidas de protección.

¿Necesitamos un Programa de Conservación Auditiva (PCA)?

  • Soluciones de detección de 3M

    Si los empleados de su empresa trabajan en áreas ruidosas, primero realice una evaluación de exposición al ruido. 

    En la Directiva europea sobre agentes físicos (ruido) 2003/10/CE se establece el deber de las empresas de proteger a sus empleados del riesgo de exposición al ruido. En la Directiva se definen tres valores de acción de exposición.

    Valor de acción de exposición inferior: LAeq, 8 h = 80 dB (A); Lpico = 135 dB (C)
    Valor de acción de exposición superior: LAeq, 8 h = 85 dB (A); Lpico = 137 dB (C)
    Valor límite: LAeq, 8 h = 87 dB (A); Lpico = 140 dB (C)

    Según el nivel de riesgo, las empresas tienen la obligación de tomar medidas para reducir el riesgo de exposición al ruido. La empresa debe poner protección auditiva a disposición de los empleados para valores inferiores de exposición, y este equipo debe ser obligatorio para valores superiores.

    La función de los protectores auditivos se define claramente como alcanzar, como mínimo, el valor límite.

    Las evaluaciones de exposición al ruido pueden ser sencillas o complejas y las debe llevar a cabo una persona competente, como alguien del equipo de prevención o un asesor. Existen muchos tipos de instrumentos de medición de ruido según el tipo de ruido y la finalidad de la evaluación.

    Mida el ruido para responder preguntas clave
     

    • ¿Es necesario implementar un programa de conservación auditiva?
    • ¿Podemos controlar el ruido?
    • ¿Qué nivel de protección auditiva necesitamos?

    Algunas señales de que el ruido puede ser un problema en el lugar de trabajo son:
     

    • Los empleados oyen un pitido o zumbido después de exponerse a ruidos fuertes
    • El ruido es tan fuerte que los empleados necesitan gritar para que cualquier persona situada aproximadamente a 2 metros los puedan escuchar
    • Los empleados informan de pérdida temporal de la audición tras dejar el puesto de trabajo

Conclusiones clave

    • Los programas de conservación auditiva suelen activarse al llegar al valor de acción de exposición superior, o en algunos casos, al llegar al inferior. Consulte la normativa nacional aplicable para obtener más información.
    • Monitorizar la zona es un buen punto de partida.
    • La monitorización personal (exposición al ruido de un trabajador) es necesaria cuando los trabajadores cambian mucho de sitio y los niveles de ruido varían considerablemente.
    • Posiblemente se necesiten mediciones detalladas del ruido con un análisis de las bandas de octava para desarrollar soluciones de control de ruido.
  • • Nivel de acción (AL)

    • Dosis

    • Dosímetro

    • Tasa de cambio

    • Análisis de las bandas de octava

    • Valores de acción de exposición y valores límite

    • Evaluaciones de exposición al ruido

    • Medidor del nivel acústico
    • Promedio ponderado de tiempo
    • Ponderación

Introducción a la evaluación de exposición al ruido

  • Soluciones de detección de 3M

    Paso 1: realice una evaluación caminando por las instalaciones
    Esta evaluación previa puede ser el primer paso para identificar áreas de riesgo elevado de ruido y su finalidad es identificar las áreas en las que hay ruidos dañinos. Si se identifican niveles de ruido iguales o superiores a 80 dB (A), posiblemente se necesite realizar más mediciones para evaluar adecuadamente el riesgo de exposición.

    Paso 2: evalúe los niveles de exposición en áreas ruidosas
    La evaluación de exposición al ruido es un método sistemático para medir los niveles de presión acústica de equipos específicos o tareas, en una zona o cerca de una persona. Algunos tipos de evaluación de exposición al ruido son:
     

    • Evaluación básica: permite cuantificar los entornos de ruido, crear mapas de ruido en el que se reflejen las áreas y los niveles, y determinar si se necesita realizar una evaluación en mayor profundidad. Los resultados pueden utilizarse para crear un plan de muestreo: un cálculo de cuántas muestras deben tomarse para evaluar de forma precisa los niveles de ruido a los que se expone cada área o descripción del puesto.
    • Evaluación detallada: implica la recopilación de información específica sobre puestos, áreas o equipo concretos. Los resultados permiten determinar la exposición al ruido de los trabajadores, asignar tareas de protección auditiva e identificar qué puestos o zonas deben incluirse en el programa de conservación auditiva.
    • Evaluación de control de exposición al ruido: se centra en identificar y priorizar las alternativas de reducción de riesgos derivados del ruido mediante controles técnicos o administrativos.

    Paso 3: cree un plan de muestreo del ruido
    Los resultados de su evaluación básica de exposición al ruido y sus observaciones de cómo este varía a lo largo de la jornada laboral pueden ayudarle a desarrollar un plan en el que se determine cuántas mediciones deben realizarse para evaluar de forma precisa la exposición al ruido en cada área y tarea o descripción del puesto. Por lo general, cuando los resultados de la evaluación básica indican que los niveles de exposición al ruido se acercan a los permitidos y la variabilidad de los resultados es elevada, se necesita tomar más muestras. Por otra parte, si los resultados demuestran que los niveles de exposición al ruido están considerablemente por debajo del nivel permitido y los niveles registrados son menos variables, necesitará tomar menos muestras.
    Consulte la normativa nacional aplicable para informarse sobre las directrices de los requisitos de evaluación de riesgos y de recogida de muestras.

    Paso 4: monitorice la exposición al ruido de los empleados
    Para medir la exposición al ruido de los empleados, es necesario promediar los niveles de ruido a lo largo del tiempo. La monitorización de la exposición del ruido suele ser parte de las evaluaciones detalladas. El propósito de la monitorización de la exposición al ruido es determinar la media ponderada de exposición LAeq, d de un trabajador o la cantidad de ruido recibida que acumula durante la jornada laboral (dosis de ruido personal). También se utiliza para medir cómo el ruido varía con el tiempo según la tarea.


webLoaded = "false"

Introducción a los instrumentos de medición del ruido

Más información sobre los instrumentos de medición de exposición del ruido

Los instrumentos de medición de ruido deben ser resistentes y fiables, e incluir un sistema de software que detecte, mida, evalúe e informe de los riesgos de seguridad laborales y medioambientales.

Los medidores del nivel acústico miden los niveles de presión acústica en tiempo real. Para realizar una evaluación de la exposición al ruido en el lugar de trabajo se necesita al menos un medidor de uso general (micrófono tipo 2) con la configuración adecuada para tal fin. Los medidores de nivel acústico pueden ser básicos o incluir opciones y funciones avanzadas. 

  • Miden y muestran el nivel de ruido en tiempo real. No promedian ni almacenan los resultados.

  • Además de medir y mostrar los niveles de ruido, estos equipos pueden promediar o integrar los niveles de ruido captados a lo largo del tiempo. Esa es una función importante, ya que el riesgo de pérdida de la audición y los límites de exposición al ruido se basan en la media de los niveles de ruido medidos. Estos dispositivos también pueden incluir filtros especiales para medir los ruidos de impulso o impacto, o filtros de las bandas de octava para dividir el espectro de sonido en segmentos de menor tamaño.

  • Los dosímetros personales son dispositivos portátiles que los trabajadores llevan consigo durante largos períodos de la jornada laboral. Al final del período de recogida de muestras, este instrumento automáticamente calcula el promedio ponderado de tiempo, las dosis de ruido y otras métricas importantes. Es habitual que las empresas usen muestras individuales representativas cuando los trabajadores cambien de lugar frecuentemente o si los niveles de ruido son variables.

  • Todos los instrumentos de medición del ruido deben calibrarse periódicamente. Se recomienda calibrar los instrumentos anualmente, y que lo haga el fabricante o un tercero acreditado, para garantizar la precisión del dispositivo de medición. Cada vez que se vaya a usar un instrumento de medición de ruido, primero debe revisarse con un calibrador acústico específicamente diseñado para dicho instrumento. La lectura del nivel del ruido debe ser igual al principio y al final de cada período de medición.

  • Los instrumentos de medición del ruido se clasifican por tipo o clase según la precisión de sus micrófonos. Los instrumentos tipo 2 (clase 2) de uso general están diseñados para ofrecer precisión con un margen de error de +/- 2 dB. Los instrumentos de tipo 2 se consideran adecuados para la mayoría de mediciones de ruido de programas de conservación auditiva. Los instrumentos de tipo 1 son más precisos y los deben usar solo personal técnico para realizar evaluaciones de control de exposición al ruido más detallados; no suelen ser necesarios en evaluaciones niveles de exposición a ruido básicos.

  • Hay muchas aplicaciones para móviles y tabletas que pueden utilizarse para medir el ruido. Estas aplicaciones pueden ser útiles para formar a los empleados sobre los niveles de ruido presentes en las instalaciones y mostrar cómo estos niveles varían según el área y la tarea. Sin embargo, los móviles y las tabletas no se deben usar para realizar evaluaciones de exposición al ruido como parte de un programa de conservación auditiva, salvo que se esté usando un micrófono de tipo 2 y que la calibración de los dispositivos se revise antes y después de cada medición.


Configuración de los equipos de medición de ruido

  • Medición del ruido por 3M

    Los resultados de las evaluaciones de exposición al ruido dependen de la configuración del equipo que se use. Consulte la normativa local para informarse sobre los requisitos específicos aplicables.
    Para seleccionar equipos de protección auditiva adecuados, suele ser suficiente medir niveles de ruido con dispositivos que incorporen filtros de ponderación A y C. Estas mediciones proporcionan información valiosa acerca de las características del ruido. Veamos los siguientes ejemplos:

    Ejemplo 1: Cuando la diferencia entre el nivel de ponderación C y el de ponderación A es menor que 2 (LC – LA ≤ 2), las frecuencias que predominan son las medias/altas.

    Ejemplo 2: Cuando la diferencia entre el nivel de ponderación C y el de ponderación A es mayor que 2 (LC – LA ≤ 2), las frecuencias que predominan son las bajas/medias. A mayor diferencia, mayor es el contenido de baja frecuencia.

    Esta información puede ser muy útil para seleccionar protección auditiva según el tipo de trabajo.

    Ponderación A
    Para medir con fines de conservación auditiva, se usa un ajuste en los instrumentos de medición llamado filtro de ponderación A. Cuando se aplica este filtro, los ruidos que se incluyen en la medición se limitan al intervalo de frecuencias de sonido a las que el oído humano es más sensible y que representan el mayor riesgo de daño auditivo.

    Ponderación C
    El filtro de ponderación C pone el énfasis en la percepción subjetiva de los sonidos a niveles de presión sonora elevados y suele usarse para medir sonidos en los que predominan las bajas frecuencias. Al ajustarlo en ponderación temporal rápida, este filtro también se utiliza para medir los picos de ruidos de impulsos.

    Ponderación de respuesta lenta
    La lectura de decibelios de los medidores de nivel acústico es una media del nivel de ruido medido en un tiempo determinado. Para medir con fines de conservación auditiva, se usa la ponderación de respuesta lenta. En este caso, el valor en la pantalla es la media de 1 segundo que se haya medido con el instrumento.


¿Qué se necesita?

La Directiva 2003/10/CE del Consejo Europeo no establece directrices específicas sobre la frecuencia con la que se deben realizar mediciones de ruido. Normalmente, la evaluación de riesgos (que puede incluir medición del ruido) se repite cada vez que hay una modificación en los procesos, los procedimientos o el tiempo de exposición, que pueda resultar en cambios en la exposición al ruido de los empleados. Muchas empresas deciden realizar evaluaciones periódicamente (una vez al año o cada dos años) para asegurarse de incluir a todos los empleados expuestos en los programas de conservación auditiva.

  • Exposición al ruido ocupacional

    Requisitos clave de la Directiva del consejo europeo 2003/10/CE

    • La empresa debe evaluar y, si es necesario, medir los niveles de ruido a los que se exponen los trabajadores
    • La muestra de la medición del ruido debe ser representativa de la exposición individual de los trabajadores
    • La evaluación del riesgo y la medición del ruido deben realizarlas una persona o proveedor de servicios competentes y en intervalos adecuados
  • Límites de exposición permitidos
    • Para realizar la evaluación de riesgos, se debe prestar especial atención a lo siguiente:
      • • El nivel y el tipo de ruido al que se exponen los trabajadores, incluidos los ruidos de impulso, y la duración de la exposición
      • • Valores de acción de exposición y valores límite
      • • Cualquier efecto que tengan en la salud y seguridad de los trabajadores de los grupos de riesgo especialmente sensibles
      • • Información sobre la emisión de ruido y medidas de control
      • • La disponibilidad de equipos de protección auditivas adecuados con atenuación suficiente
      • • La responsabilidad de la obligatoriedad del uso de los protectores auditivos en las áreas designadas recae completamente en la empresa
    • Las tareas de vigilancia de la salud, incluidos los controles audiométricos, deben realizarse cuando el ruido al que se exponga el trabajador rebase los valores de acción de exposición superiores . También deben aplicarse como medida preventiva a los trabajadores expuestos a ruidos que superen los valores de acción de exposición inferiores.

Más allá de los aspectos básicos

Descargue la infografía de exposición al ruido*** (PDF, 167,21 KB)

Las empresas pueden implementar políticas proactivas para proteger mejor a los trabajadores expuestos. Entre las prácticas recomendadas para la medición del ruido se incluyen:

  • Infografía sobre los límites de ruido ocupacional de 3M

    Reduzca los límites
    Algunas empresas han optado por implementar límites de exposición por debajo del valor de acción de exposición inferior reglamentario como una medida adicional para proteger mejor a sus trabajadores frente a la pérdida de audición inducida por el ruido.

    Planifique con tiempo
    Mantenga los datos de las mediciones de ruido actualizadas. Repita la evaluación cada año o cada dos, o incluso antes, si se producen cambios en los equipos o en el personal. Repita la evaluación de exposición al ruido cada vez que termine de implementar un control de ingeniería. Calibre el equipo de medición del ruido anualmente. Lleve a cabo revisiones de calibración antes y después de cada medición para comprobar la fiabilidad de los instrumentos.

    Evalúe de forma exhaustiva
    Recoja la cantidad de muestras necesaria para asegurarse de que las mediciones del ruido son representativas de la exposición de los trabajadores. Esto puede requerir un enfoque de muestreo estadístico. Documente las zonas y los puestos con niveles de exposición a ruidos inferiores a LAeq (8h) de 80 dB (A), así como superiores a LAeq (8h) de 85 dB (A).

    Aproveche los resultados
    Cree una base de datos de registros de ruido de fácil acceso y actualización. Revise los resultados de las evaluaciones de exposición al ruido de forma periódica: identifique los cambios en los niveles de ruido o las tareas que requieren monitorización adicional.

    Busque ayuda
    Si no cuenta con personal especializado que se pueda encargar de determinar las directrices aplicables y gestionar solicitudes de evaluaciones detalladas, considere la posibilidad de contratar un especialista en ruido para que le asesore. Involucre al personal en la identificación de problemas de ruido y soluciones.

    * Infografía sobre la exposición al ruido. Copyright 3M, 2017. Todos los derechos reservados


¿Se lo ha planteado?

  • Variación de la exposición al ruido

    ¿Cuánto varía la exposición al ruido?

    • ¿Cada puesto de trabajo tiene un promedio ponderado de tiempo de nivel de exposición al ruido diario asignado?
    • ¿Ha medido todas las actividades ruidosas ocasionales o que dependen de temporadas?
    • ¿Se han tomado en cuenta los cambios en la duración de los turnos de trabajo?
    • ¿Está claramente definido qué puestos de trabajo NO deben estar obligatoriamente incluidos en el programa de conservación auditiva?
  • Reducción de la exposición al ruido

    ¿Puede mejorar?

    • ¿La empresa puede incluir entre sus políticas un límite de ruido más bajo?
    • ¿Puede utilizar los resultados de la evaluación de exposición al ruido para definir proyectos de control de ruido?
    • ¿El ruido está interfiriendo con la capacidad de los trabajadores de comunicarse?
  • Protección contra la exposición al ruido

    ¿Quién conoce el ruido?

    • ¿Los trabajadores saben de su exposición al ruido y cómo protegerse?
    • ¿Los resultados de la evaluación de la exposición al ruido son parte de los registros de las pruebas de audición?
    • ¿Se ponen carteles que adviertan a los trabajadores de niveles elevados de ruido en las áreas pertinentes y de la disponibilidad de protección auditiva adecuada?
    • ¿Los trabajadores saben cómo y cuándo usar protección auditiva como parte de las medidas de control?

NOTA IMPORTANTE:

Esta información se basa en requisitos nacionales actuales específicos. Los requisitos aplicables a su caso pueden ser diferentes. Consulte siempre las instrucciones de uso del equipo y cumpla con las normativas y leyes nacionales aplicables. Este sitio web contiene un resumen de información general y no se debe utilizar para tomar decisiones específicas. La lectura de la información aquí contenida no certifica la capacitación en conocimientos de salud y seguridad. La información es actual en la fecha indicada en esta publicación y los requisitos pueden cambiar en el futuro. No se debe confiar en este contenido por sí solo, ya que a menudo va acompañado de información adicional o aclaratoria. Deben seguirse todas las leyes y normas nacionales aplicables.

Para obtener más información, póngase en contacto con su delegado de ventas de 3M.

Síguenos
Cambiar Localizacion
España - Español