Uso y cuidado de protectores auditivos de 3M

Uso y conservación de la protección auditiva

  • Ayude a sus empleados a sacar el máximo partido de sus dispositivos de protección auditiva (DPA) que usan: compruebe si atenúan el ruido de forma adecuada y si se usan, se les hace mantenimiento y se sustituyen correctamente.

Determinar la idoneidad de los protectores auditivos

  • El valor de atenuación (SNR, HML y las bandas de octava) que se muestra en el embalaje de los protectores auditivos corresponde a la atenuación del ruido medida en un grupo de usuarios de protección auditiva con las competencias adecuadas, que usó dicho DPA correctamente en una prueba de laboratorio de acuerdo con la normativa europea armonizada aplicable. 

    Determinar la idoneidad de los protectores auditivos  

    A medida que la ciencia evoluciona en el campo de la protección auditiva, se reconoce cada vez más que la mejor forma de garantizar la idoneidad de un protector auditivo para un trabajador concreto es realizar pruebas de ajuste que permitan asegurarse de que se consigue el nivel de atenuación esperado (es decir, que se ha seleccionado el tipo de protector adecuado y que se usa correctamente). 3M recomienda encarecidamente las pruebas de ajuste de los protectores auditivos. En Europa, las ventajas de las pruebas de ajuste de equipos de protección auditiva se describen en el documento guía europeo EN 458:2016 como una forma de mejorar el rendimiento de dichos equipos. El documento de recomendaciones también explica cómo calcular el nivel de sonido debajo de la protección auditiva con los métodos SNR, HML y bandas de octava.
     

    Las medidas necesarias para utilizar los tres métodos de cálculo son:


    • Nivel de presión sonora ponderado C en dB para el método SNR
    • Niveles de presión sonora ponderados A y C para el método HML
    • Nivel de presión sonora de las bandas de octava en diferentes frecuencias de prueba para el método de las bandas de octava

Ejemplos de cómo se usa el SNR

Para usar el método SNR de cálculo del nivel de sonido eficaz en el oído, basta con restar el valor SNR al nivel de presión acústica ponderado C general.

Por ejemplo, si el nivel de presión acústica ponderado C medido es de 100 dB y el valor SNR del protector auditivo que elija es 25 dB, el nivel de presión acústica ponderado en el oído cuando se lleva la protección auditiva es 75 dB.

Nivel de sonido en dB (C) medido - Índice de SNR de "3M™ E-A-R™ Classic" = Exposición protegida (en el oído, debajo de la protección auditiva)

=95 dB                                     - 28 dB                                                      = 67 dB (A)

  • Aplicación de factor de corrección

    A los datos extraídos en laboratorio se les aplica un factor de corrección nominal (reducción) para equilibrar la diferencia entre la atenuación del ruido indicada en el embalaje del producto y la atenuación que los trabajadores obtienen cuando usan el equipo. Dentro de la Unión Europea, cada país miembro ha adoptado un enfoque distinto en cuanto a la aplicación del factor de corrección, que también varía según el tipo de producto. Por ejemplo, en el Reino Unido se aplica una reducción de 4 dB de forma general a la atenuación del ruido para todos los dispositivos de protección auditiva. Sin embargo, en Alemania, la reducción varía entre 3 dB para tapones moldeados personalizados y 9 dB para tapones para los oídos convencionales.

    Si bien la reducción está diseñada para ayudar a saber el nivel de atenuación real que percibe el usuario, las pruebas de ajuste son otro método igualmente fiable para medir dicho nivel.

  • Protección doble

    Cuando la exposición al ruido del operador supera los 105 dB(A), puede ser necesaria una doble protección, sobre todo si hay una gran cantidad de ruido de baja frecuencia, por ejemplo, un compresor, una sala de generadores, etc..

    Como regla general, llevar orejeras con tapones para los oídos ofrece unos 6 db de atenuación del ruido más que cualquiera de los dispositivos utilizados por separado. La protección adicional varía según la frecuencia del ruido. Para calcular la atenuación del ruido combinada, basta con añadir 6 dB al valor de atenuación del dispositivo más eficaz, ya sean las orejeras o los tapones.

    Por ejemplo, el valor SNR de 3M Peltor X4A es 33 dB y el de 3M EAR Classic es 28 dB. Cuando se usan juntos, la protección combinada de estos dos dispositivos de protección auditiva es de 39 dB.


Uso y mantenimiento de protectores auditivos

Siga siempre las instrucciones de uso incluidas en los protectores auditivos para ajustarlos, limpiarlos, almacenarlos y sustituirlos. En líneas generales, debe sustituir los protectores auditivos cuando se dañen o dejen de proteger de forma eficaz al no crear el sellado adecuado.

  • Tapones de espuma desechables de 3M

    Tapones de espuma desechables

    Usos: varios.
    Cuidado: no son lavables. Sustitúyalos cuando se ensucien, dañen o no recuperen su forma original después de comprimirlos.

  • Tapones semiinsertos de 3M

    Auriculares semiinsertos de espuma

    Usos: varios.
    Cuidado: no son lavables. Sustitúyalos cuando se ensucien, los tapones se despeguen de los vástagos o ya no sean suaves ni se puedan plegar.

  • Tapones reutilizables de 3M

    Tapones reutilizables

    Usos: muchos.
    Cuidado: lavables. Sustitúyalos cuando los cordones se rompan, rasguen o cuando los tapones ya no sean suaves y ni se puedan plegar.

  • Orejeras 3M PELTOR

    Orejeras

    Usos: muchos.
    Cuidado: la diadema y las cazoletas se pueden lavar. Las almohadillas del interior no. Sustituya la diadema cuando: estén dañadas o ya no ofrezcan la tensión suficiente para sujetar las cazoletas firmemente sobre las orejas. Sustituya las almohadillas y las espumas: cada seis meses o lo antes posible si se dañan o ya no son suaves y ni se pueden plegar.

  • Dispositivos de protección auditiva con banda de 3M

    Dispositivos de protección auditiva con banda

    Usos: muchos.
    Cuidado: las bandas y los tapones reutilizables son lavables. Los de espuma no. Sustituya las bandas cuando se dañen o ya no ofrezcan la tensión suficiente para fijar las puntas firmemente en o sobre las orejas. Sustituya los tapones cuando se rompan, rasguen o cuando ya no sean suaves y ni se puedan plegar.

  • NOTA IMPORTANTE: Esta información se basa en requisitos nacionales actuales específicos. Los requisitos aplicables a su caso pueden ser diferentes. Consulte siempre las instrucciones de uso del equipo y cumpla con las normativas y leyes nacionales aplicables. Este sitio web contiene un resumen de información general y no se debe utilizar para tomar decisiones específicas. La lectura de la información aquí contenida no certifica la capacitación en conocimientos de salud y seguridad. La información es actual en la fecha indicada en esta publicación y los requisitos pueden cambiar en el futuro. No se debe confiar en este contenido por sí solo, ya que a menudo va acompañado de información adicional o aclaratoria. Deben seguirse todas las leyes y normas nacionales aplicables.

    Para obtener más información, póngase en contacto con su delegado de ventas de 3M.

Síguenos
Cambiar Localizacion
España - Español